ACAST pretende concienciar a las familias, profesionales e instituciones de la necesidad real de detectar a tiempo las altas capacidades intelectuales de algunos niños. Cualquier niño que tenga una sobredotación intelectual necesita de una dedicación especial para poder alcanzar un adecuado desarrollo integral y armónico, y aquellos que más estrechamente se hallan vinculados con estos niños son precisamente los que tienen la responsabilidad mayor de ofrecer una colaboración eficaz y constante.

La detección tardía, la inadecuada escolarización o no saber entenderlos impide, en cualquier caso, el total desarrollo de sus capacidades y la plena integración en el mundo que les rodea, así como el logro de una óptima realización y satisfacción personales. La tendencia uniformadora del sistema educativo y la creencia de que estos alumnos no necesitan ayuda, porque son muy inteligentes, da como resultado en gran número de casos el desaprovechamiento de sus capacidades, cuando no el fracaso escolar.

Tres cuestiones se presentan como básicas a la hora de atender el problema de los alumnos con sobredotación intelectual:

  • La falta del conocimiento exacto de la realidad social a la que nos enfrentamos. La realización de un estudio sistemático de la población escolar de la comunidad, a partir de tests que puedan detectar altas capacidades en alumnos excepcionales, sería imprescindible. Según los estudios más comúnmente aceptados por los especialistas en el tema, se calcula que un 3% de la población podría pertenecer a este colectivo.
  • La falta de una formación específica de los profesionales educativos para atender las necesidades de estos alumnos y de las mismas familias.
  • La necesidad de  apoyo psico-pedagógico para entender las características específicas de estos niños y poder darles una respuesta adecuada.
Teniendo en cuenta la situación descrita, los objetivos principales de ACAST son:
  • Conseguir de las autoridades educativas la detección y censo de los niños de alta capacidad de Castellón, y la posterior aplicación de las medidas oportunas.
  • Apoyar y orientar a las familias.
  • Ofrecer a estos niños un espacio donde poder relacionarse con otros que comparten la característica de la alta capacidad intelectual y realizar actividades de su interés.
  • Promover toda clase de investigaciones, cursos o charlas relacionados  con este tema.
  • Fomentar la colaboración con otras entidades interesadas en la alta capacidad intelectual.
  • Difusión social de la realidad de este colectivo, alejándonos de las falsas creencias que lo rodean.